Declaración de intenciones ARG

  1. Punto preliminar: Para la Asociación por la Región de Granada (en adelante ARG), España es una única nación, que se compone de un conjunto de territorios con características propias determinadas por factores geográficos, culturales e históricos, existiendo una continuidad de estos rasgos a lo largo de todos los territorios, especialmente entre los vecinos.
    Es un hecho que las provincias surgidas en 1833 tras la desaparición oficial de los antiguos reinos de Granada y de Jaén, albergan una larga tradición histórica y una semejanza cultural en su población que permite considerarla como una región. Una región conocida históricamente como Región de Granada, Alta Andalucía o Andalucía Oriental, denominaciones que fue recibiendo en los diferentes intentos de regionalización a partir del siglo XIX, y que en otras etapas ha tomado forma en la organización militar, universitaria, eclesiástica, gremial y administrativa.
    La Constitución Española de 1978 otorga el derecho al autogobierno de las regiones, basado en los principios de descentralización, eficiencia y derechos históricos, que no se cumplen en la Andalucía de ocho provincias.
  2. Descentralización: Para la ARG el ámbito territorial y de descentralización administrativa será el elegido por los ciudadanos a través de las Diputaciones implicadas en el proceso autonómico.
  3. Eficiencia: La ARG aboga por una descentralización eficiente sin multiplicidad de cargos entre administraciones, reduciendo el gasto actual sin rebajar el nivel de representación institucional. Para ello, como propuesta de futuro, valoramos que el parlamento regional esté integrado por los diputados de las Diputaciones Provinciales, suprimiendo el gasto del conjunto de los parlamentarios autonómicos y de delegados provinciales, a la vez que se mantiene la representación institucional y las competencias de la región y de sus provincias.
  4. Objetivo fundamental: A la luz de los principios de derechos históricos, descentralización y eficiencia, la ARG tiene como objetivo fundamental la consecución de una mancomunidad de provincias para la Región de Granada.
  5. Principios ideológicos:

  • 5.1. Regionalismo: El conjunto de provincias vecinas que comparten unas características similares y unos intereses estratégicos comunes, según la Constitución Española tienen derecho a unirse bajo una misma administración regional, entre otros objetivos para defender dichos intereses.
  • 5.2. España como espacio de solidaridad: En un espacio de solidaridad de ámbito español, donde todos los territorios han de contribuir al bien común, la política económica que defiende la ARG es la conducente a un desarrollo equilibrado de los mismos.
  • 5.3. Respeto cultural: la ARG reconoce la diversidad cultural en España todos los niveles: local, provincial, regional y nacional. Asimismo, la ARG pone énfasis en el enorme potencial intelectual, investigador, artístico y social plasmado en una rica singularidad histórica, celebrado y reconocido por un turismo que viene atraído por un patrimonio monumental, artístico y medioambiental, por el folclore, las costumbre y tradiciones florecientes en el territorio de la Región de Granada, tanto las manifestaciones culturales más extendidas por la región, como las que son características de determinadas localidades o áreas comarcales.
  • 5.4. Transversalidad: la ARG no se posiciona en ningún rango del espectro político, reconociendo la diversidad ideológica de sus integrantes.
  • 5.5. Pacifismo: la ARG condena la violencia y terrorismo. Cualquier idea siempre ha de ser defendida desde la no violencia.

Conclusiones:

Por todo lo expuesto, y entendiendo que la Constitución nos ampara, al mismo tiempo que indica los trámites legales a seguir, es intención de la ARG iniciarlos, siguiendo los cauces que la ley exige.